viernes, 16 de mayo de 2008

Ira

Sólo la unión de diferentes sensaciones hace que la IRA nazca en el interior de las personas; puede causarla la impotencia, la soledad, el egoísmo, la ignorancia de unas personas hacia otras, el sentirse utilizado... IRA, complejo sentimiento de gran fuerza y energía; la IRA quema como el fuego y se esparce como una epidemia de unos a otros, muchas veces, sin motivo aparente pero la verdad es que siempre tiene un punto de inicio, una pequeña chispa es la que la hace saltar y así corromper el alma.

Incontrolable, dura y cruel hasta el fin, nos devora por dentro hasta que articulamos palabras que matan y gestos que inhabilitan a todo ser viviente de nuestro alrededor...me quemo...me estoy quemando y la ella sigue en mí...chillo, lloro, olvido (lo intento) pero no se va; ¿por qué? ella forma parte de todos nosotros, sin IRA no hay AMOR. AMOR sentimiento efímero e incluso utópico para algunos, ambos se entremezclan y se pasean por nuestra mente, nos ahogan hasta que uno de ellos gana la batalla ante el otro pero no por mucho tiempo ya que ninguno de los dos se da por vencido.


No pienses que tu esencia ignora a la IRA ya que ella vive en todos nosotros, unas veces más adormecida que otras pero su estado latente es infinito hasta que algo o alguien la despierten y no te deje dormir tranquilo durante las oscuras noches futuras...

4 comentarios:

Lydiabeat dijo...

Helou wapísima!

Este post me ha llegado a la fibra, últimamente tengo un problema bastante frustrante con la ira, supongo que sí que hay que asimilarla pero me cuesta... lo peor es que es sin motivo, o no sé definirlo... no sé si es la luna, las hormonas, el tráfico, algún sentimiento/emoción con el que estoy peleada... mis amigas dicen que tengo últimamente una auto-exigencia brutal... lo que sé seguro es que me niego a permanecer en ese estado mucho rato, no quiero que mi vibración se vea afectada... sonreiremos pues :D

por cierto, la imagen tiene un aire... se parece un puñao a ti! jejeje

suerte!
---Lydia

isis dijo...

Flureta!!! Se perfectamente a que te refieres, yo he convivido con una ira permanante durante casi toda mi adolescencia, ahora intento filtrarla de alguna manera, cuesta pero bueno, tambien creo que un poco de ira nunca va mal jeje la danza me ayuda mucho en ese sentido...

Un besote!

Anónimo dijo...

Hola Mel!!! Soy Luis, el fan número uno de los cercanías RENFE. :)

El artículo me ha dado que pensar pero creo que te has dejado un sentimiento importante que causa la ira. Probablemente el peor de todos: la ENVIDIA. Es patético pero el ser humano, por naturaleza, anhela siempre lo que tiene el vecino y el no tiene. Un pobre envidiará las riquezas del rico. Un rico anhelará la vida sencilla del pobre. Los intentos que han habido en la historia de implantar el comunismo (a mi parecer, un método totalmente utópico, pero ideal para vivir), han sido un completo fracaso. Ni los propios líderes comunistas lo seguían y se enriquecían a costa de una sociedad a la que pretendían desestratificar. Entonces se pasaban sus promesas de igualdad y camaradería por sus partes púdicas. En realidad el marxismo-comunismo como tal, nunca ha existido y es imposible que exista.

Como creo que ya te comenté en una de esas largas conversaciones en el tren, una vez se hizo un estudio en una universidad británica. La pregunta en cuestión era más o menos siguiente: ¿Prefieres ganar 3000 euros al mes y que tus amigos ganen 3500, o ganar 1500 y que tus amigos ganen 900? Pues si, la respuesta más seleccionada fue la segunda. La gente prefería vivir con un sueldo ajustado y que sus amigos pasasen penurias para llegar a fin de mes. Lo encuentro francamente deprimente.

Pues bien, volviendo a la ira. ¿Cuantas amistades inseparables se habrán roto porque uno envidiaba la pareja sentimental, los bienes, el éxito profesional, el dinero del otro? Y además suelen acabar mal, con un odio visceral hacia el otro. Estoy seguro de que todo el que lea esto se sentirá identificado pues a todos en mayor o menor medida nos ha pasado.

En realidad es un sentimiento que nos viene innato. Un bebe ignorará una pelotita de goma hasta que venga otro y la coja. Entonces, llegará a llorar y patalear por tenerla. Esto lo encontramos a escala grande y pequeña en todos los aspectos de nuestra civilización. O acaso no son causadas las guerras (fuente de iras y grandes sentimientos negativos) porque un país quiere los recursos que se encuentran más allá de sus fronteras. De las fronteras se podría hablar otro día. Cuantas muertes y divisiones han causado las fronteras, los patriotismos y esos trozos de trapo que son las banderas. Pero todo esto está relacionado con la envidia, y su hija primogénita, la IRA.

Un besote guapísima

Anónimo dijo...

Yo no creo que la ira vaya acompañada del amor, ni de la envidia. Simplemente la ira es el final de algún sentimiento que se ha estado guardando hasta el momento en que estallas. Todo tiene una razón de ser en esta vida, incluso la ira. Piensa por qué la tenemos o por qué la recibimos de los demás. La filosofia barata, para los libros de 9,90. Por cierto que he encontrado tu blog de casualidad pero me ha gustado mucho. Que lo pases muy bien en tu viaje a Egipto.