domingo, 8 de noviembre de 2009

Contra el (falso) victimismo

Ni el mundo te odia, ni las fuerzas de la naturaleza se han aliado en contra tuyo, ni las personas que se te cruzan en la vida te miran torcido ni nada de nada. Hay personas, que por los motivos que sean, se creen o se vuelven unas victimas completas de la sociedad.

Sí, a todos en algún momento se nos caen mil temas encima, siempre uno detrás de otro en efecto dominó pero eso no quiere decir que todo, absolutamente todo nuestro recorrido vital sea así. En el momento no ves el fin del pozo pero puede asegurar que existe. Las personas que siguen mirando hacia adelante, luchando por continuar contra viento y marea se les suele denominar personas "fuertes, luchadoras, duras" y muchas veces se confunde eso con que no tienen sensibilidad, corazón y que tampoco tienen momentos "bajos" pero ellas también los tienen, lo que ocurre es que, quizá, la fuerza de continuar, superar el mal trago y luchar sea más fuerte que la de sentarse, llorar y lamentarse esperando a que alguien se apiade de ellos. Esta segunda clase de personas para mí son "las víctimas de la sociedad", palabras como todo me pasa a mí, mi vida siempre igual, todo el mundo me odia, etc. son las que no paran de brotar de sus bocas; su teoría es más sencilla que la anterior: sentarse, lamentarse y abogar que todo, absolutamente todo va y está en contra de ellas. Y yo digo: UN POQUITO DE POR FAVOR!!! venga hombre!!! lo siento pero sí, nada de eso es cierto pero quejarse y quejarse y seguirse quejando sin hacer nada de nada y que todo el mundo te vaya detrás pensando "hay pobre" es mucho más satisfactorio ( y patético) que ir con un par de c*****s y sobreponerse a ello.

Lo sé, mis palabras son tan claras como el agua pero no puedo evitarlo ya que me pongo un poco enferma cuando me cruzo con gente así por mi camino; de acuerdo, yo tampoco soy Xena la princesa guerrera, tengo días de bajón pero odio eso de irme arrastrando por las esquinas a la espera de que alguien me rescate, lo que tengo bien en mente es que como no me rescate yo misma, nadie lo harás por mí; dejemos de lado a los príncipes azules porque destiñen, a los súper héroes porque no hay y a los ángeles con alas porque un perfil humano no tiene la capacidad de volar. Es hora de tocar con los pies a tierra y darnos cuenta de la realidad en la que vivimos, deja de lloriquear y quejarte, piensa con la cabeza y ponte la armadura porque ya es hora de luchar por tu vida y superar los malos tragos.

4 comentarios:

RAQUEL dijo...

Que bien habla mi Xena!

La verdad es que cuando te pasa algo malo tienes que estar preparada pq van a venir más palos por detrás... y lo que digo siempre que la vida es demasiado corta como para perder el tiempo en tonterías y que de todo se sale aunque cueste o parezca imposible!

Así que siempre "palante"

muak!

Su dijo...

Joé!!! Si lo escribo yo no lo clavo tanto. No soporto a las víctimas profesionales, que además convierten su vida en un "dar pena" continuo en el que caen muchas personas, pero que al final hartan con tantas tonterías.... con lo bonita que es la vida jolines!!

Y sí es cierto que todos tenemos malos momentos, pero si en lugar de lamentarnos continuamente le echamos un par, todo va mejor. Y es que la negatividad llama a lo negativo, eso está claro.

Besos positivos!!

Anónimo dijo...

Siempre he pensado que las personas que van de víctimas, es porque no tienen nada que ofrecer. Utilizan su victimismo para tener gente alrededor, pero no ofrecen nada, solo piden y piden; y por supuesto, desgastan.
Mi ex era así, una vez calculé cuanto tardaba en explicar que su madre se murió cuando él era pequeño (para mi este dato es muy personal, para ir contándoselo a cualquiera), tardó 20 minutos. La gente le respondió como él quería, lamiéndole el culo... jejejejeje.

Mariona dijo...

Hablando de ex.... del mio no te podias fiar un pelo, te la pega delante de tus ojos. Luego te acusaba de que la culpa de todos sus problemas los tenia yo. Un desastre. Menudo muerto me he sacado de encima!!!!! Estoy contigo, que el muerto se lo coma otra! Eres un cielo. Me encanta tu blog