domingo, 13 de diciembre de 2009

Ojos


Se dice que los ojos son el espejo del alma y también la parte de nuestro cuerpo que menos cambia durante nuestra vida pero a parte de todo esto, es uno de los órganos estimuladores más potentes que tenemos. Principalmente con los ojos vemos pero gracias a eso, sentimos y podemos decidir que nos gusta y que no nos gusta; muchas veces esa visión nos provoca un estímulo mayor que hace que se nos erice la piel, que cada poro de nuestro cuerpo se abra y que podamos sentir cosas que nos parecen indescriptibles.

Personalmente, me encanta sentarme (aunque tenga pocos ratos para ello) y observar, observar lo que sea: desde el comportamiento de mi gatita Nur cuando está a sus anchas al movimiento de las hojas de un árbol en las distintas ráfagas de aire sin olvidar a mi madre cosiendo, mi padre leyendo, Abril y Pol jugando o Nico cambiando piezas y piezas de la moto...lo que más me gusta de ello son los pequeños detalles que saco de mis ratos de observación, quizá parezca una tontería o quizá algo frikie pero queriendo o sin querer, mis ojos se van a a ello. Impulsivamente, repetimos patrones corporales, pequeños movimientos o tics que nos hacen a cada uno de nosotros muy "uno mismo"; quién no piensa alguna vez "este movimiento o gesto es muy típico de..."? nos distinguimos por nuestras particularidades y nuestros ojos están ahí para verlo.

Imágenes para no olvidar:
- Me encantan los hombros masculinos con las venas de los brazos muy marcadas.
- Como duermen los bebes.
- En días de lluvia, el choque de las gotas de agua contra las hojas, suelo, charcos.
- La hora del crepúsculo cerca del mar, no se pueden cerrar los ojos ni un segundo ya que los colores no paran de variar.
- Ver dormir a mi lado a la persona que amo.
- Mirar a la persona que amas mientras hace sus cosas y que no se de cuenta.
- Ver jugar a Nur, correr, saltar...
- La risa contagiosa y la cara roja, muy roja de mi hermano el día 31 de Diciembre al tocar de las campanadas.
Y si sigo pensando, podría sacar miles de imágenes que mis ojos me han regalado en cada uno de los días de mi vida. Seguiré utilizándolos para disfrutar de los pequeños detalles que muchas veces no captamos pero que siempre están a nuestro alrededor, ojo avizor!!!

1 comentario:

RAQUEL dijo...

ojazos!

La verdad es que no nos podemos permitir el lujo de que nada ni nadie se le escape a nuestra mirada, estamos rodeados de millones de cosas bellas, que muchas veces por falta de tiempo ignoramos...

Yo también soy de las que se detienen en el camino porque ven algo bonito... y si encima coincide y estoy escuchando algo bonito en el ipod, el momento puede llegar a ser mágico...

Besotes!